Materiales imprescindibles para pequeños artistas

Uno de los temas fundamentales que tratar cuando hablamos de creatividad en familia, son los materiales necesarios para hacer las más increíbles y estupendas creaciones.

Partiendo de la base de que los materiales son infinitos, tantos como imaginéis, aquí están los básicos basiquísimos para animar a los más pequeños a desatar contigo toda su creatividad.

  • Hojas y cartulinas de variados tamaños. Blancos y también de colores. Por ejemplo, ¿quién no ha hecho en el colegio el experimento de pintar en un cartón negro un fondo degradado con cera, cubrirlo con más cera negra y descubrir los colores con la ayuda de un palillo? Pues eso y mucho más, además de acabados variados y originales, es lo que nos permite introducir el color desde el propio papel. Las hojas o cartulinas de colores les permitirán, además de dibujar, recortar figuras (como un animal) o formas (como cuadrados o triángulos), que podrán integrar a modo de collage en otras creaciones.
  • Lápices y ceras de colores. El elemento básico del dibujo a línea y el color. Toda una gama puesta al servicio de su imaginación, en dos texturas diferentes.

AdobeStock_120082597.jpeg

  • Rotuladores. El otro imprescindible para dibujar la línea y aplicar el color (aunque si los rotuladores no son gruesos, hay que tener paciencia para colorear grandes superficies, algo de lo que los niños suelen escasear…).

  • Pinturas al agua. La témpera es un ingrediente fácil de usar para los niños, que pueden además aprender mucho con ella sobre la técnica y la teoría del color. (Os hablaré más adelante sobre cómo enseñar a los niños las nociones básicas del color). Mejor aún si viene en esos tubos que se pueden estrujar: les encantará ver cómo va saliendo la pintura, con su divertida consistencia de mostaza o mayonesa. La pueden usar con el pincel, con sus manos y también aplicarlas con materiales como esponjas o algodones. Por motivos obvios, tiene que ser pintura lavable 😉
  • Plastilinas. Tipo plastilina convencional o también ´play-doh´, les encantará probar con su característica textura y consistencia a crear criaturas, animales, comida de todo tipo… Su primera experiencia con el modelado.
cut-play-dough-with-scissors.jpg
Las plastilinas suelen incluir sus propios materiales, como tijeras o moldes
  • Celos de colores y diseños variados. Los llamados whashi tapes le darán un toque de color y texturas a sus dibujos: el vestido de una muñeca, la cenefa de una cortina, el tejado de una casa o hasta la piel de un animal imaginario se pueden crear con sus variados diseños. Por no hablar de sus múltiples usos decorativos: los peques podrán personalizar con tu ayuda cualquier material del cole o de su habitación.

washi-tape-ideas-mesa-dulce.jpg

  • Tijeras y pegamento de barra o cola blanca. De lo que se trata es de dejar volar la imaginación y las tijeras y pegamento les darán la posibilidad de recortar e introducir otros materiales en su dibujo, cortar la plastilina, etc. La cola blanca es una buena primera opción para niños pequeños de dos a cuatro años, que no tienen tanta precisión en sus manitas.

Os hablaré más adelante de otras muchas cosas que se pueden integrar en las obras de los grandes artistas de la casa. Pero de momento, podéis haceros con el “kit básico”. Y recordad, puede faltar un color o un material pero lo que nunca puede faltar es la imaginación.

Si tenéis algún comentario, no dudéis en escribirme, en el nombre del unicornio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s